Actualidad

Filosofos que estudiaron la etica

Filosofía moral

La ética es un término. Mucha gente piensa que la ética tiene que ver con un conjunto de convenciones sociales o un decreto religioso. En la filosofía profesional no solemos considerar que ésta sea la definición de ética. La ética filosófica podría llamarse el estudio de lo que es bueno y malo. En general, la ética filosófica se ocupa de descubrir un sistema que se pueda utilizar para determinar quién o qué es bueno, o de evaluar los sistemas que otros han propuesto.

La búsqueda del conocimiento moral se remonta a los filósofos de la antigua Grecia, pero es sobre todo la influencia del pensamiento moral de la Ilustración la que sigue dando forma a la ética en la actualidad. Hay muchas figuras conocidas en la historia de la ética, como los filósofos griegos Platón y Aristóteles, pero algunas de las influencias modernas más importantes incluyen a personas como Immanuel Kant, Jeremy Bentham, John Stuart Mill, D.W. Ross, C.L. Stevenson, Alasdair MacIntyre y John Rawls.

En la ética, se hace hincapié en la definición del «bien». Los diferentes enfoques para definir el bien, la naturaleza de las propiedades morales, la fuente del conocimiento moral y el estatus de los hechos morales han desempeñado un papel importante en la configuración de varias ramas de la teoría moral. Las tres principales divisiones de la filosofía ética pueden denominarse ética de la virtud, deontología y consecuencialismo.

Tipos de ética

Se suele suponer que existe una diferencia vital entre la ética antigua y la moral moderna. Por ejemplo, parece haber una diferencia vital entre la ética de la virtud y las moralidades modernas de la ética deontológica (kantianismo) y el consecuencialismo (utilitarismo). Sin embargo, a segunda vista se reconoce que ambos enfoques éticos tienen más en común de lo que sus estereotipos pueden sugerir. La simplificación excesiva, las interpretaciones falaces, así como una amplia variación dentro de una teoría ética concreta hacen que, en general, sea más difícil determinar las verdaderas diferencias y similitudes entre la ética antigua y la moral moderna. Pero, ¿por qué deberíamos preocuparnos por la ética antigua? ¿Cuál es la utilidad de comparar los puntos fuertes y débiles de los enfoques particulares? La respuesta general es que una comprensión adecuada de los puntos fuertes y débiles de la ética de las virtudes y de las teorías morales modernas puede servir para superar los problemas éticos actuales e iniciar desarrollos fructíferos en el razonamiento ético y la toma de decisiones.

Ética empresarial

InicioFilosofíaFilosofía moral: Las 5 teorías éticas más importantesFilosofía moral: Las 5 teorías éticas más importantesEn este artículo exploramos cinco de las teorías éticas más importantes de la filosofía moral.Apr 3, 2022 – Por Casey Scott, MA Philosophy, GDipEd English and Humanities, BA(Hons) Professional & Creative Writing

Todos tenemos creencias sobre lo que es moral y lo que es inmoral. Pero, ¿de dónde sacamos esas creencias y cómo se justifican? En este artículo analizamos cinco de las teorías más importantes de la filosofía moral.

La palabra clave del consecuencialismo es «consecuencia». El consecuencialismo es un término general que describe una filosofía moral en la que la acción más moral es la que produce consecuencias deseables. Según el «consecuencialismo de los actos», las decisiones y acciones que provocan las consecuencias más deseables son las más morales (correctas) y las que provocan consecuencias indeseables son inmorales (incorrectas). Por ejemplo, mentir a tu pareja puede ayudar a su autoestima; en ese caso, mentir puede ser moral. Sin embargo, no siempre podemos estar seguros de los efectos actuales o futuros de nuestras acciones. Puede haber casos en los que decir la verdad tenga mejores consecuencias para ambos. Por eso, el consecuencialismo de los actos depende del contexto.

La ética de Sócrates

Aristóteles (384 a.C.-322 a.C.) fue alumno de Platón, que a su vez fue alumno de Sócrates, uno de los fundadores de la filosofía occidental. Aristóteles pasó unos veinte años en la Academia de Platón en Atenas, primero como alumno y luego como asociado. Más tarde fue tutor del joven Alejandro de Macedonia, que se convertiría en Alejandro Magno.1

Finalmente, Aristóteles regresó a Atenas, donde abrió su propia escuela, el Liceo, y donde estudió y enseñó ampliamente sobre filosofía, gobierno y ciencias naturales y sociales. Él, junto con la mayoría de los pensadores griegos clásicos, creía que todas las disciplinas académicas estaban vinculadas. Estaban mucho menos inclinados que nosotros a separar rígidamente las materias académicas.

La principal obra de Aristóteles sobre ética, la Ética Nicomaquea, estaba dedicada a su padre o a su hijo, ambos llamados Nicomachus, un nombre popular dentro de su familia. En la Ética, donde Aristóteles expuso la esencia de la teoría de la virtud, afirmó que si realmente deseamos que las personas sean éticas, debemos hacer que practiquen la ética desde una edad temprana. Al igual que Platón afirmaba que los individuos no éticos simplemente no están educados en la ética, Aristóteles sostenía que la práctica constante es el mejor medio para crear seres humanos éticos. Sostenía que los hombres -pues Aristóteles, a diferencia de Platón, la educación se limitaba a los varones- a los que se les enseña a ser éticos en asuntos menores cuando son niños, actuarán automáticamente de forma ética en todos los asuntos cuando maduren. Por supuesto, una pregunta legítima respecto a ambos filósofos es si creemos que tienen razón en estos puntos.