Uncategorized

Comprender la enfermedad mental de su ser querido: antes de quebrarse

3D model office building 1Echemos un vistazo rápido a algunas enfermedades mentales. Es fundamental recordar que todos estos trastornos mentales se tratan dentro de un enfoque terapéutico global. Es una enfermedad mental que se acompaña de pérdida de contacto con la realidad, delirio, cambios en el pensamiento, el lenguaje y la conducta. Las personas a menudo son incapaces de distinguir entre la realidad y su propia percepción de los acontecimientos. Este trastorno designa una afectación que tiene dos polos de emociones. En otras palabras, además de un programa de rehabilitación que lo ayudará a retomar sus actividades, se invitará a su ser querido a tomar la medicación adecuada que pueda aliviar sus síntomas. Estos son cambios de humor recurrentes, anormales, persistentes e incontrolables. La enfermedad afectará la memoria, el pensamiento, el juicio y el estado de ánimo. El caos emocional que resulta de esta enfermedad puede tener graves consecuencias sociales. Tiene un impacto en cómo nos sentimos, pensamos, comemos, dormimos y actuamos. Es un trastorno que hace referencia a una disfunción de los órdenes psicológico y social. A diferencia de las depresiones temporales causadas por las penas de la vida, su ser querido no podrá superar este profundo sentimiento de tristeza. La persona tiene comportamientos inadaptados y arraigados. Sus relaciones con los demás suelen ser muy inestables. Su personalidad es anormal, ya sea en el equilibrio de su juicio, sus emociones y sus comportamientos. Es un trastorno del pensamiento y del comportamiento. En contra de su voluntad, la persona ve pensamientos o imágenes que aparecen en su mente repetidamente. Comienza cuando las ansiedades y las incertidumbres se convierten en obsesiones. En primer lugar, debes saber que la enfermedad mental de tu ser querido tendrá repercusiones en tu vida. La persona es consciente de lo absurdo de sus pensamientos o comportamiento. Dependiendo de tu estatus en la familia, tu edad y el vínculo que te une a la persona, en ocasiones experimentarás emociones difíciles. Una combinación de sentimientos puede afectar su propio equilibrio. La culpa, la preocupación, la frustración, la impotencia y la tristeza pueden estar presentes; es normal. El estrés es una reacción física y emocional que sentimos todos los seres humanos. Cuando se modera, puede motivarte y energizarte. Vivir con preocupaciones serias lleva a un nivel de ansiedad que puede llegar a ser tan grande como el problema que la causa. El estrés se convierte en un problema cuando tus reacciones se vuelven inadecuadas, cuando experimentas un profundo estado de incomodidad, un estado de infelicidad. Tiene sentido que te sientas agotado. En cambio, cuando es excesivo, puede tener consecuencias negativas en tu salud, tus relaciones familiares o sociales, tu trabajo, tu estado de ánimo y tus percepciones. Por otro lado, tendrás que estar atento, porque tu salud corre el riesgo de irse y las consecuencias pueden ser perjudiciales en varios aspectos. Es posible que no sienta la necesidad de ayuda, pero recuerde que no podrá brindarle un apoyo óptimo si sufre de agotamiento. Tienes que cuidarte. A pesar de sus dificultades, su ser querido sigue siendo un individuo por derecho propio y la enfermedad no debería hacerse cargo. Fácil de decir, ¿dirás? Estamos de acuerdo en que este es un proceso exigente que descansa sobre sus hombros, pero es un desafío que puede superarse buscando ayuda de los grupos miembros de Network Before Crack. Para ayudar y acompañar de forma eficaz, es fundamental reconocer tus signos de estrés, cansancio y fijar tus límites. Es posible que te cueste reconocer tu rol y tus necesidades, porque posiblemente toda tu atención y tus energías estén dirigidas hacia las de tu ser querido. Se ha demostrado científicamente que el malestar de los miembros del entorno de una persona con enfermedad mental es tres veces superior al de la población general, lo que significa que debido a su gran cansancio físico y psíquico, puede necesitar ayuda. Te proponemos aquí un concepto que te permitirá empezar a pensar: el modelo CAP (Cliente-Consejero-Socio). En este sentido, tu salud es importante y no debes descuidarla. La experiencia demuestra que la implicación de los familiares es un valor añadido en el proceso clínico. Tiene derecho a considerarse cliente del sistema sanitario y recibir servicios de la red pública y de las organizaciones comunitarias agrupadas en la Réseau Avant de Craquer. Para hacer esto, dos condiciones son esenciales: debe recibir apoyo y su experiencia debe ser reconocida y apreciada. Tiene una gran cantidad de experiencias de prueba y error que se pueden utilizar. Tienes una gran fortaleza, la de conocer la personalidad y estilo de vida de tu ser amado. ¡Un desafío que vale la pena asumir! Acompañar a un ser querido se refiere al apoyo que le puedes brindar y a no hacerte cargo de su vida, respetando la confidencialidad de su expediente y su autonomía. Los miembros del séquito son socios activos en la organización de los servicios. A través de los grupos miembros de la Réseau Avant de Craquer, puede participar activamente en los diversos mecanismos de consulta relacionados con la organización de los servicios de salud mental en su área. Por no hablar del espacio que puedes ocupar como miembro o administrador del grupo de miembros de la Red Avant de Craquer en tu territorio. Acompañar a un ser querido con enfermedad mental crea dilemas y preguntas. Afortunadamente, tienes poder sobre tu viaje al establecer tus prioridades y tus límites. Para ayudarlo a identificar sus cursos de acción y tomar sus decisiones, aquí hay algunas opciones. Hable francamente con su ser querido acerca de su participación en su recuperación. Analiza lo que realmente eres capaz de hacer. Calcula cuánto tiempo le dedicarás. Consulta con otros miembros de la familia sobre la distribución de ciertas tareas. Confía en alguien en quien confíes. Escuche sus necesidades; preste atención a su dieta y horas de sueño. Sé paciente y amable contigo mismo. Explore los diferentes servicios que pueden estar disponibles para usted y su ser querido. No descuides tu salud. Estas son 10 sugerencias, algunas de las cuales son más difíciles que otras de aplicar en tu vida diaria. Date la oportunidad de intentarlo, porque la experiencia demuestra que terminarás viendo surgir soluciones que no hubieras imaginado antes de realizar el ejercicio. Todos los estudios que se han realizado demuestran que la implicación de los familiares en el proceso clínico genera grandes beneficios para todos; la persona afectada, los médicos y las familias son ganadores. Hable abiertamente acerca de involucrarse en el seguimiento de su tratamiento. Si está de acuerdo, pídale que notifique al equipo de tratamiento. Contacta con tu grupo miembro de la Red Antes del Cracking para concertar una cita, sin compromiso por tu parte. Si su ser querido se niega a que participe en su seguimiento, no debe sentirse excluido; tiene derecho y debes respetar su progreso. Tranquilícelo sobre su grado de implicación (información principal para entender su problema). Recuerde que la noción de confidencialidad y el secreto profesional al que están obligados los distintos interesados ​​no interfieren con su derecho a transmitir información (por ejemplo, sus observaciones sobre las actitudes y comportamientos de su ser querido) y que también puede recibir sobre todos los aspectos que no son confidenciales (por ejemplo, síntomas de la enfermedad, consejos prácticos sobre cómo reaccionar ante comportamientos difíciles de su ser querido, servicios prestados en el establecimiento o en la comunidad). No existe una receta mágica o perfecta para apoyar a alguien que lo necesita. En la base está tu voluntad, la de tu ser querido y la de los profesionales. En tal caso, es importante establecer sus límites y aclarar con su ser querido las reglas que permitirán una sana comunicación entre ustedes. Pero más allá de la apertura mutua, hay que considerar que las personas provienen de diferentes entornos y universos, que hay un proceso de adaptación que se debe hacer en ambos lados. Con estas observaciones en mente, establezca su plan de juego para reunir las condiciones ganadoras para ser parte de la solución. 1. Concierta una cita con el grupo miembro de la Red Avant de Craquer más cercano a ti para explicar tu situación y comprobar si la oferta de servicios del recurso se ajusta a tus necesidades. 2. Cuando la situación sea favorable, discuta y comparta con su ser querido la ayuda que puede brindarle. 3. Discuta con el profesional responsable del seguimiento de su ser querido los beneficios de su posible participación; él puede ser capaz de influir positivamente en su ser querido. En todo momento, respete su decisión de aceptar o rechazar su participación. Usted es una fuente de información sobre el desarrollo de su ser querido. Puedes ayudar a mantener la alianza terapéutica. Eres una fuente positiva de motivación. Puede reconocer las señales de advertencia de una recaída. Reconoces el derecho de tu ser querido a la confidencialidad sobre aspectos de su vida personal y afectiva. 4. Anota la información que compartirás durante la reunión con el profesional y prepara tus preguntas. Dependiendo de si su ser querido lo desea o no, las respuestas del profesional pueden ser generales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.