Noticias

Alimentos que ayudan al estudio

ملاحظات

La comida es el combustible que regula tu energía y tu estado de ánimo, y ambos pueden afectar significativamente a tu concentración. Al igual que no deberías poner aceite de oliva en tu coche para que corra, no deberías poner jarabe de chocolate en tu cuerpo para que corras.1 La comida tiene la increíble capacidad de afectar a tu claridad mental, tu estado de ánimo, tu memoria y tu capacidad de concentración, así que si estás buscando potenciar tu concentración, uno de los lugares por los que deberías empezar es por lo que estás comiendo. A continuación se presentan 9 alimentos que le ayudarán a mejorar su concentración.

Los estudios demuestran que los arándanos aumentan la «concentración y la memoria» durante hasta cinco horas porque «los antioxidantes de los arándanos estimulan el flujo de sangre y oxígeno al cerebro y mantienen la mente fresca».2 Los arándanos también contienen un «cóctel de antioxidantes que incluye antocianinas, proantocianidinas, resveratrol y taninos», y aunque no voy a fingir que sé lo que son, se ha demostrado que aumentan la concentración e incluso protegen contra el cáncer, las enfermedades cardíacas y la dimensia.3

El té verde te ayuda a concentrarte por dos razones: una, contiene cafeína, y dos, contiene l’teanina. No hay duda de que la cafeína te ayuda a concentrarte y mejora tu estado de alerta. Bien. Eso está cubierto. Bueno, ¿qué demonios es la l’teanina? Es un ingrediente que ha demostrado «aumentar la actividad de las ondas alfa», lo que incrementa la tranquilidad y libera la cafeína más lentamente, en lugar de hacerlo de golpe, lo que puede provocar un colapso.4 Los dos ingredientes también se combinan para «producir una mayor capacidad de concentración de la atención, con una mejora tanto de la velocidad como de la precisión».5 Si eres capaz de soportar el contenido de cafeína, introducir el té verde en tu dieta es prácticamente una obviedad.

Alimentos sanos

Los alimentos que ingieres pueden tener un gran impacto en el funcionamiento de tu cerebro. Es importante recordarlo en la época de exámenes, cuando probablemente prestes más atención a los libros que al desayuno. Aprende cómo afectan a tu cuerpo los alimentos que ingieres para poder elegir aquellos que mejoren tu memoria, alimenten tu cerebro y te ayuden a destrozar tu agenda de estudio.

Tu cerebro es la parte más compleja de tu cuerpo. Como un ordenador, ejecuta millones de procesos cada día. Nunca deja de funcionar, por lo que necesita un aporte constante del combustible con el que funciona: la glucosa, que es un tipo de azúcar. El cuerpo obtiene la glucosa de los alimentos y la hace llegar al cerebro a través del torrente sanguíneo. El problema es que el cerebro no puede almacenar glucosa, por lo que hay que rellenar sus niveles todos los días.

Si el cerebro no está bien alimentado, es probable que te sientas triste e irritable. También puedes tener problemas para dormir, mala memoria y dificultad para resolver problemas. No es así como quieres sentirte cuando te presentas a un examen.

La mejor manera de alimentar tu cerebro es comer una amplia gama de alimentos de todos los grupos. Sin embargo, cuando te enfrentas a los libros, puede ser un poco difícil ponerlo en práctica. Por eso, hemos ideado algunos cambios de comida fáciles para que tengas la mejor dieta para estudiar y que tu cerebro funcione en un abrir y cerrar de ojos.

Tipos de alimentos saludables

Los mejores alimentos para ayudarte a estudiar son aquellos que son fácilmente digeribles y nutritivos. Tus comidas deben ser ligeras mientras estudias porque gastas energía mientras digieres los alimentos. Tu cuerpo debe estar totalmente concentrado en la tarea que tienes entre manos mientras estudias. Las comidas pesadas también hacen que te sientas aturdido y desmotivado.

Las frutas contienen fitonutrientes, que mejoran tu salud en general. Los fitonutrientes son compuestos químicos que afectan a las células. Evitan que tu cuerpo se apague y enferme, algo que ocurre a menudo cuando estás estresado.

Los huevos contienen muchas proteínas. Las proteínas ayudan al cuerpo a restaurar los tejidos. Nuestro cerebro está hecho de tejido blando que se daña a medida que nuestro cerebro trabaja a lo largo del día. Cuando dormimos, estas microdestrucciones acumuladas en el cerebro se reparan.

El consumo de proteínas ayuda a nuestro cerebro a reconstruirse cada noche. Un cerebro sano puede retener información a largo plazo y racionalizar mucho mejor. Si no tienes mucho tiempo para preparar una comida, los huevos cocidos con sal son la forma más fácil de obtener proteínas rápidamente.

Los mejores alimentos para la memoria

Comer para la salud del cerebro ofrece numerosos beneficios. Se ha demostrado que una dieta que incluya alimentos saludables para el cerebro, como las bayas y los frutos secos tostados, reduce la probabilidad de desarrollar la enfermedad de Alzheimer y retrasa el envejecimiento del cerebro en más de siete años, informa la Clínica Mayo.

Comer de forma saludable mientras se estudia -en contraposición a picar caramelos y patatas fritas mientras se bebe un refresco- también es beneficioso. Picar ciertos tipos de alimentos procesados puede provocar un rápido aumento de los niveles de azúcar en sangre, lo que puede hacer que el cuerpo acelere la producción de insulina para mantener los niveles de azúcar en sangre. Cuando el cuerpo produce demasiada insulina, puede hacer que los niveles de azúcar en sangre desciendan demasiado rápido, lo que puede provocar un descenso repentino de los niveles de energía (conocido comúnmente como «bajón de azúcar»). Saber qué comer (y qué no comer) mientras se estudia puede ayudar a los estudiantes a tener éxito.

Los atletas que entrenan para maratones y triatlones comprenden la importancia de alimentar sus cuerpos con los tipos de alimentos adecuados. Una dieta bien planificada no sólo ayuda a satisfacer sus necesidades nutricionales, sino que también garantiza que sus cuerpos tengan las proteínas y el combustible necesarios para optimizar su rendimiento deportivo.